Coruña 42. Un nuevo desafío.

Hace apenas dos semanas ha empezado un nuevo desafío. Mi tercer maratón.


Un maratón es un reto difícil que no sólo se corre el día de la prueba. Para llegar hasta allí en condiciones de superarlo hay que recorrer un duro camino. Serán 17 semanas de sacrificio. Muchos somos los que a estas alturas habremos elegido nuestro objetivo, muchos somos los que este año tendremos en un maratón nuestro próximo destino. 

Yo esta vez he escogido La Coruña, la ciudad que me vio nacer. Aquí empezó todo. Los que me seguís desde hace tiempo sabéis que hace poco más de dos años empecé a correr escapando de mis recuerdos, intentando huir de mis problemas. (Maratón de Nueva York 2010 - un mes antes -) Esto fue lo que me llevó hasta aquella fría mañana del 7 de noviembre de 2010 en Nueva York. Aquel día cambiaría mi vida por completo. Me impuse el reto de correr un maratón y como pensé que sería el único, elegí Nueva York. Pero entonces había algo que no sabía. No está escrito en ningún sitio. Y es que... cruzar la meta de un maratón es sólo el principio... (2010 ING NYC Marathon - semanas después)

El asfalto puso en mi camino un ser extraordinario, un ejemplo de tesón, esfuerzo y sacrificio, una criatura maravillosa que ha compartido conmigo durante este último año casi mil kilómetros de entrenamiento para poder alcanzar la meta de mi segundo maratón. ( 2011 BERLÍN Marathon - Nunca correrás solo... ) Berlín era el objetivo, el segundo de los cinco "grandes". Un fatal accidente  me rompió el hombro izquierdo una semana antes de la carrera. Sin la ayuda de Rosa no lo habría conseguido. Ella me vendó el hombro antes de la carrera y dobló mi paracaídas antes de ese maratón. ( ¿Quién dobló hoy tu paracaídas? )

Pero la vida es así de caprichosa, unas veces negra y otras color rosa. Y hoy... corro nuevamente en solitario. Y quizás por ello ésta se convierta en la más difícil de las tres aventuras sobre mis zapatillas. Para correr un maratón además de corazón hay que tener una buena razón. Es una prueba dura. 

Este año correré por las calles de mi ciudad. Es un recorrido llano, a nivel del mar y su único "pero" es el tener dar tres vueltas a un circuito urbano. El objetivo ambicioso de este año es poder detener el cronómetro por debajo de las 4 horas. Todavía rehabilitándome de la reciente operación de mi hombro, he empezado a correr. Tendré que perder al menos 5 kg en las próximas semanas e ir acumulando kilómetros en mis piernas. Las sensaciones son buenas y es que no hay nada mejor que salir a correr para librarse de esas pesadillas que nos persiguen.

En este nuevo devaneo con la distancia mítica no podría contar con mejor liebre que mi buen amigo Juan. Él me subió a la ambulancia y yo le llevaré hasta su sueño. Juntos conseguiremos correr lo más rápido posible.


(Circuito, perfil, reglamento y formulario de inscripción)




finisher ING New York Marathon 2010 
finisher BMW Berlin Marathon 2011


Comments